>

Catarsis

Luego de leer blogs, articulos y demás acerca de una inesperada noticia, que personalmente y por la información que poseo la califíco de "intrascendente y ficticia", me urgió escribir un artículo acerca de "aquel cambio", de la pelea Peñarol Vs Casal, o mejor dicho, Contador Vs Paco. En fin, como contamos aquí hace unos días, la pelea entre Peñarol y el Grupo Casal data del año 1996, cuando surge y explota Alvaro Recoba. Por ese año, en pleno auge Mirasol, dos jugadores también se habían destacado en el ámbito local (sus nombres los mantendré en el anonimato por falta de memoria) y como ya era costumbre, las relaciones entre el confeso hincha de Peñarol, Fransisco Casal y el Contador Damiani iban "marchando sobre ruedas". Entonces, Paco le ofrece a Peñarol un paquete, en el que figuraban Recoba y los dos jugadores que habian tenido un buen semestre pasado. El Contador se muestra reacio en cuanto a aceptar el paquete, pero sí lo quiere a Recoba en Peñarol. Paco no acepta los términos y la relación sufre un profundo e insuperable corte. La historia termina con los 3 jugadores del paquete en Nacional y una inesperada salida de Gregorio Pérez, quien se llevó a la estrella Marcelo Otero a un equipo italiano.
Eso ya es historia, de la linda porque ganamos el Quinquenio, pero ni me quiero imaginar que hubiera pasado si ese 1996, jugando espantosamente mal y sufriendo en demasía para ganar partídos que hacía 12 meses se ganaban por goleada, Peñarol hubiera perdido la chance de obtener el Quinquenio, me parece, y creo no estar equivocado, que el lío sería tan grande como el que hay hoy, 2 años y medio después de la pelea que ya todos conocemos, y cuando uno de los "rebeldes" parace estar remótamente cerca de volver a Peñarol.
En estos 3 años, con sólo una liguilla, Peñarol quizo implantar un cambio, quizo hacer saber que se podía ganar sin Paco. Pero ese cambio nunca llegó; y la culpa se la podemos atribuír a dirigentes, jugadores "medio pelo", contratistas, árbitros, y porqué no a mi. Yo, el que banco siempre, pero que no me banco que el equipo no gane nada cuando se está en pleno cambio y "mechando" jugadores juveniles. Yo, el que a pesar de saber que somos los mejores y que somos inalcanzables en el medio, no me doy cuenta que hay que tener paciencia. Yo, que sé que tenemos 47 Uruguayos, no me entra en la cabeza salir 11° en un Apertura de "morondanga". Yo, que insulté hasta el cansancio a los Pizzichillo, a los Apellaniz, a los Alonso, a los Mieres, a los Maz, a los Leguizamón, a los Baldi, a los Reyes, etc. pero no me dí cuenta que son pibes y que quieren lo mejor para Peñarol, igual que yo.
Por eso cuando me hablan de "aquel cambio", me pongo a pensar que para que hubiera tenido éxito, el 1° en cambiar tendría que haber sido yo. Y como no lo hice, no no le voy a quitar el apoyo ahora, cuando se vuelve a lo de antes y se deja atrás toda chance de un cambio....un cambio al que yo y todos nos rehusamos, queriendo resultados mágicos e inmediatos....

Vení si querés Charly....vení si la querés....a la camiseta....

No hay comentarios: