>

Polifuncionales o esos que no sabés donde carajo meter

En el fútbol de hoy en día hay jugadores que pueden dar una mano en varios sectores de la cancha. Jugadores con características particulares que le permiten desempeñarse correctamente en más de un puesto y, en más de un caso, sacar de un apuro a algún Director Técnico. Dichos jugadores no son tan comunes, razón por la cual muchos equipos europeos pagan fortunas por contar con los servicios de uno de ellos.
Pero por otra parte, están esos personajes, esos excelsos futbolistas que en vez de sacar de apuros a sus DTs los meten en terribles problemas, creándoles laberintos para dar con la posición en la cual le puedan brindar lo mejor de sí a sus equipos. A veces, ejemplares de esta especie casi extinta en países catadores del buen fútbol pasan toda su patética y gris carrera sin encontrar su casa, se convierten en nómades que ayudados por vaya a saber uno qué Dios, se van manteniendo entre los titulares o integrantes de un banco de suplentes.
Peñarol, polifuncionales no tiene, pero sí tiene uno que ha recorrido media cancha de fútbol, llevando su magia a distintos puestos y predicando la elegancia y calidad que tanto lo identifica; Peñarol tiene a ese que no saben dónde carajo meter, pero por algún motivo que escapa mi competencia siguen poniendo, tenemos al “trota-posiciones” Godzilla.

A disfrutarlo señores!!!

2 comentarios:

Pavlo dijo...

Cedrés era polifuncional ¿no?

mono dijo...

La verdad que lo de arias escapa a la razon.
Le dedique un articulo en mi blog, si queres leelo